Vitíligo

El vitíligo o leucodermia es un trastorno de la piel relativamente común, en la que se observan puntos o manchas blancas en la piel.

El vitíligo no es contagioso. Se trata de una enfermedad genética, causada por la herencia de múltiples genes causales simultáneamente, posiblemente en diferentes combinaciones en diferentes personas, además de la exposición a factores de riesgo ambientales que permanecen en su mayoría desconocidos.

¿Por qué se produce?

Se considera que el vitíligo es un trastorno autoinmune. Estas manchas son causadas por destrucción o el debilitamiento de las células que contienen pigmento en esas áreas. Un trastorno autoinmune es una condición en la que el sistema inmunológico de una persona reacciona contra los tejidos u órganos del propio cuerpo y el sistema inmune de la persona produce anticuerpos para ellos. Un trastorno autoinmune no es una "inmunodeficiencia". En el caso de leucodermia, se cree que el sistema inmunológico probablemente ve las propias células cargadas de pigmento como cuerpos extraños y los ataca, destruyéndolas o debilitándolas. En el vitíligo, solamente el color de la piel se ve afectado, la textura y otras cualidades de la piel permanecen normales.

¿Cómo se manifiesta?

El vitíligo aparece como manchas irregulares blancas en la piel, que pueden variar de un ligero bronceado hasta la ausencia completa de pigmento. Muchas personas desarrollan leucodermia bilateral y simétrico es decir, si aparece en un codo a menudo aparece en el otro codo. Otros desarrollan lo que se conoce como vitíligo segmentario, donde las manchas se desarrollan solamente en un área o en un solo lado del cuerpo.

Las personas que desarrollan vitíligo por lo general primero notan manchas o puntos blancos (despigmentación) en su piel. La piel queda de textura normal, aunque algunas personas experimentan picor en las zonas donde se producen la despigmentación. Las manchas blancas son más evidentes en las zonas expuestas al sol, incluyendo las manos, los pies, los brazos, las piernas, la cara y los labios. Otras áreas comunes son las axilas, la ingle y alrededor de la boca, los ojos, las fosas nasales, el ombligo y los genitales. Además de las manchas blancas en la piel, algunas personas con vitíligo pueden presentar pelo blanco que crece en el cuero cabelludo, las pestañas, las cejas o la barba.

El curso y la severidad de la pérdida de pigmento difieren con cada persona. En muchos casos, el vitíligo comienza en un área pequeña. Con el tiempo, pueden aparecer otras manchas, mientras que las manchas existentes pueden aumentar de tamaño. Algunas personas notan que su leucodermia permanece igual durante años o incluso décadas y de repente nuevas áreas de despigmentación ocurren. En ocasiones, las manchas de vitíligo se repigmentan espontáneamente, por sí solas, sin tratamiento alguno.

¿Cuál es el tratamiento?

El vitíligo aunque es difícil de tratar, puede ser tratado. Los tratamientos para la leucodermia son largos y pueden ser necesarios más de 6 meses más para ver resultados.

Hoy en día, existen numerosas opciones de tratamiento. Además de las terapias tradicionales, tales como el sistema de PUVA y las cremas de corticoides, se han desarrollado terapias como el UVB de banda estrecha, los láseres excímeros, los injertos de piel, los psoralenos tópicos, khellina tópica  y el uso de inmunomoduladores. No existe un tratamiento que funcione para todos los pacientes por igual. Por esta razón, muchas veces es necesario ensayar diversos tratamientos para conseguir resultados.

¿Cómo se puede prevenir?

No se puede prevenir la aparición del vitíligo en una persona genéticamente predispuesta a padecerlo, pero sí se puede tratar para intentar prevenir el aumento del tamaño de las manchas.

Para más información. Consultanos para cualquier duda sobre las manchas de vitíligo

Vitíligo

Manchas de vitiligo en las manos
Dermik © 2019 · Política de privacidad · Aviso legal · Politica de cookies · Produced by malabars