93 546 47 10 · Horario de 9h a 20h

Verrugas

Las verrugas son lesiones de la piel causadas por el virus del papiloma humano (VPH). Existen numerosos tipos de VPH, dando origen a distintos tipos de verrugas, todas igual de contagiosas.

¿Por qué se producen?

Las verrugas se producen por el contagio del virus a través del contacto con la piel de alguien que tenga una verruga; a través del contacto con objetos que hallan estado en contacto con verrugas, como por ejemplo una toalla o en situaciones como caminar descalzo en áreas húmedas, como piscinas y vestidores.

¿Cómo se manifiestan?

Las verrugas se manifiestan como pequeños crecimientos de piel, la localización y sintomatología dependen del tipo de virus VPH. En los niños el tipo de verruga más frecuente son las verrugas comunes.

  • VERRUGAS COMUNES: Aparecen a menudo en los dedos de las manos, alrededor de las uñas y en el dorso de las manos. Suelen formarse en áreas de la piel con heridas. Se observan como protuberancias ásperas, ocasionalmente con pequeños puntos negros en la superficie.
  • VERRUGAS PLANTARES: Las verrugas comunes cuando aparecen en la planta reciben este nombre. Son planas por la presión que se produce al caminar, crecen rápidamente y pueden ser muy dolorosas.
  • VERRUGAS PLANAS: Estas verrugas aparecen principalmente en la cara, aunque se presentan en cualquier parte del cuerpo. Son muy comunes en la barba de los hombres y en las piernas de las mujeres, es probable que se extiendan fácilmente por el afeitado. Son más pequeñas y lisas que las verrugas comunes.
  • VERRUGAS GENITALES: Son las verrugas que aparecen en los genitales y alrededor de estos. Son generalmente de color piel y pueden ser ásperas o lisas. Es muy importante el diagnóstico y tratamiento, debido a algunas de estas verrugas se asocian con cáncer de cérvix en las mujeres. Se consideran una enfermedad de transmisión sexual.

¿Cuál es el tratamiento?

La decisión de tratamiento es especifica en cada caso, el objetivo es reducir el riesgo de extensión del virus a otras partes del cuerpo y a otras personas.

Algunas verrugas son inofensivas y desaparecen de forma espontánea. Sin embargo, es recomendable consultar al dermatólogo cuando las verrugas se localizan en la región genital o el ano, producen síntomas como dolor, picor o sangrado, son muy numerosas o no han podido ser eliminadas con otros remedios.

No existe un tratamiento que funcione para todas las personas, por lo que algunas verrugas requieren que se utilice mas de un tipo de tratamiento para poderlas quitar. Los tratamientos utilizados para las verrugas consisten básicamente en métodos destructivos (ácido salicílico, crioterapia, cantaridina, electrocirugía, escisión, 5-fluorouracilo) y métodos que aumentan la inmunidad frente al virus del papiloma (imiquimod, candidina)

¿Cómo se pueden prevenir?

Las verrugas se pueden prevenir evitando el rascado de las verrugas existentes en cada persona, el contacto con las verrugas de otras personas, usando sandalias o zapatos para la piscina, duchas o vestidores, especialmente en lugares públicos, y manteniendo los pies secos, debido a que la humedad favorece la extensión.

Verrugas

Verrugas Verrugas Verrugas