93 546 47 10 · Horario de 9h a 20h

Herpes simple

El herpes simple es una infección viral muy frecuente, puede afectar el área alrededor de la boca (herpes oral), conociéndose como “calentura” o “fiebre interna”, o el área alrededor de los genitales (herpes genital).

El herpes genital se considera una enfermedad de transmisión sexual. Es una infección que puede ser peligrosa en los recién nacidos y en los pacientes con inmunosupresión.

¿Por qué se produce?

La infección es producida por contacto directo con el virus del herpes simple (VHS), específicamente los tipos 1 y 2 (VHS-1 y VHS-2). Es frecuente el contacto con el virus desde la infancia, de manera que el 80% de los adultos se han infectado alguna vez por el virus del herpes simple aunque no hayan manifestado nunca los síntomas. Una vez infectados por el virus del herpes simple, el virus queda en estado latente o “dormido” en las células nerviosas. En determinadas situaciones en que se altere el sistema inmune del paciente, el virus en estado latente se reactiva, y produce un nuevo brote con síntomas.

¿Cómo se manifiesta?

Las manifestaciones del herpes simple son llagas, fisuras o ampollas, que producen picor y/o dolor, localizadas alrededor o dentro  de la boca y los orificios nasales  en el Herpes Oral (Herpes simple tipo I) o en el pene, vagina y alrededor del ano, acompañado de dolor al orinar o defecar, en el Herpes Genital (Herpes simple tipo II).

¿Cuál es el tratamiento?

No existe ningún tratamiento que consiga eliminar completamente el virus. Sin embargo el tratamiento con  antivirales orales puede acelerar el proceso de curación, reducir el dolor y retrasar o prevenir brotes recurrentes.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Utilizar preservativo en las relaciones sexuales, incluido el sexo oral.
  • Recordar que el herpes es contagioso incluso cuando no existen lesiones cutáneas visibles.
  • Evitar las relaciones sexuales cuando se padece un herpes genital activo, es decir, cuando hay vesículas o úlceras, ya que entonces la posibilidad de contagio es máxima.
  • Tener cuidado de no diseminar el herpes hacia otras zonas del cuerpo. Para ello es fundamental lavarse las manos después de tocar las zonas infectadas, e incluso tocar dichas zonas sólo con guantes desechables.

Herpes simple