93 546 47 10 · Horario de 9h a 20h

Fotoprotección en niños

La fotoprotección o protección solar en niños consiste en la educación sobre los hábitos de exposición solar y el uso de protectores para evitar los efectos dañinos del sol en la piel.

Los rayos de sol que llegan a la tierra son de dos tipos, observables y no observables, también llamados luz ultravioleta (UV), que a su vez se dividen en rayos UV A y B. Los rayos UVA, son los que producen el daño invisible de la piel, produce el fotoenvejecimiento, favoreciendo la aparición de arrugas, manchas y en casos severos cáncer de piel. Los rayos UVB, son los que producen lesión evidentes en la piel, como son las quemaduras solares y en algunas personas el color “bronceado”, pigmentación producida como mecanismo de defensa de la piel. En pieles frágiles, la exposición frecuente a los rayos UVB también produce aparición de pecas.

¿Cuándo debe realizarse?

La fotoprotección se debe realizar todos los días del año, sin importar la estación, y con más énfasis durante las situaciones de mayor exposición, como actividades al aire libre y acuáticas. Debido a que los efectos dañinos de la exposición solar son acumulativos con la edad, recomendamos iniciarla desde la infancia y mantenerla durante toda la vida. Hay que tener en cuenta que el 80% de la radiación solar que recibimos  a lo largo de la vida, la recibimos durante la infancia y adolescencia.

¿Cómo se realiza?

La fotoprotección en niños tiene 3 pilares:

  • Evitar el sol en las horas de sol más fuerte, desde las 10 am hasta las 4 pm, dependiendo la época del año
  • Utilizar medios físicos de protección como camisetas, gorras, sombreros, etc.
  • Aplicar fotoprotector, a partir de los 6 meses de edad.

El fotoprotector escogido debe tener un factor de protección solar (SPF) de 30, o mayor, ser resistente al agua, e idealmente de amplio espectro, es decir que proteja contra los rayos UVA y UVB. Recomendamos aplicarlo 30 minutos antes de la exposición, repitiendo cada 2 horas, incluso en días nublados, y después de nadar o sudar.

Riesgos

Los riesgos del uso de fotoprotección son mínimos, en relación a los importantes beneficios de una adecuada educación sobre la exposición al sol.  Los riesgos que se pueden presentar están relacionados con el uso de los fotoprotectores, incluyen alergia a algunos de los componentes y desarrollo de dermatitis de contacto.

Precauciones

La fotoprotección en niños menores de 6 meses se realiza principalmente mediante el uso de medios físicos de protección solar y evitar la exposición directa. Los fotoprotectores solamente se utilizan cuando sea imposible mantenerlos alejados de la luz directa del sol.

¿Dónde estamos?

Escoles Pies 7, 08017 BCN

Google maps