93 546 47 10 · Horario de 9h a 20h

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica infantil es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta principalmente las zonas con mayor cantidad de glándulas sebáceas.

Usualmente resuelve de forma espontanea unos meses después de su aparición, reapareciendo durante la adolescencia o en los adultos.

¿Por qué se produce?

El origen de la dermatitis seborreica infantil se considera un proceso combinado, en el que se incluyen sobreproducción de grasa en la piel, predisposición genética (usualmente alguno de los padres tiene dermatitis seborreica y se sospecha la asociación con Dermatitis Atópica), alteración metabólica (un defecto leve de las enzimas del metabolismo de las grasas) y la irritación infecciosa por hongos (especialmente especies de Malassezia).

¿Cómo se manifiesta?

Las manifestaciones de la dermatitis seborreica infantil son placas rojizas con descamación amarillenta de aspecto grasoso localizadas en las zonas de mayor concentración de glándulas sebáceas, es decir el cuero cabelludo, las caras laterales de la nariz, las cejas, los parpados, la zona detrás de las orejas y la zona media del tórax. En ocasiones se extiende al tronco, axilas, ingle, alrededor del ombligo y espalda. Generalmente se inicia durante el primer mes de vida y se resuelve generalmente antes del 1er año.

En algunos bebes las placas en cuero cabelludo se vuelven muy gruesas, recibiendo el nombre de costra láctea.

La dermatitis seborreica infantil generalmente no molesta al bebé. Sin embargo en familias con predisposición a la dermatitis atópica puede ser que pique.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la dermatitis seborreica infantil lo realizamos con jabones adecuados e hidratantes específicas. En los casos en los que las lesiones son intensas o generalizadas es necesario el uso de medicamentos tópicos, que deben ser siempre recetados por un dermatólogo.

¿Cómo se puede prevenir?

No existe una forma de prevención para la enfermedad. Sin embargo el uso de jabones y champú suaves durante el baño favorece el desprendimiento de las escamas.

Es importante recordar que esta enfermedad no es contagiosa, por lo tanto no representa un peligro para los otros niños, ni tampoco genera secuelas en los niños que la padecen.

Dermatitis seborreica