93 546 47 10 · Horario de 9h a 20h

Dermatitis Seborreica

La dermatitis seborreica o eczema seborreico es una dermatosis inflamatoria crónica de la piel, es decir una erupción cutánea con tendencia a la descamación.

La Dermatitis Seborreica, se caracteriza por la inflamación de áreas con gran número de glándulas sebáceas, encargadas de la producción de la grasa o sebo, especialmente cuero cabelludo, cejas, barba, bordes de los párpados, orejas, la piel cercana a la nariz, el centro del tórax o de la espalda.

¿Por qué se produce?

Aunque por el momento la causa exacta no se ha demostrado, actualmente se piensa que la Dermatitis Seborreica es debida a la proliferación de un hongo llamado Pityrosporum que vive normalmente en la piel de todas las personas. Por razones aún desconocidas los pacientes con dermatitis seborreica parecen ser menos resistentes a este hongo. A consecuencia de diferentes factores desencadenantes como pueden ser estrés, nervios, cansancio, cambio de estación, sudoración o cambios de temperatura el Pityrosporum prolifera y esto provoca la aparición de las lesiones en la piel.

A pesar de que parece ser provocada por un hongo, la dermatitis seborreica no es una infección ni se considera contagiosa (está presente en la piel de todas las personas).

¿Cómo se manifiesta?

La Dermatitis Seborreica se manifiesta en forma de placas eritematosas con descamación fina y amarillenta. Es crónica, por lo que el paciente va a presentar brotes en relación con el estrés, enfermedades o a veces, sin desencadenante claro. Puede producir prurito. Puede afectar a todas las edades y a ambos sexos sin distinción. Es más frecuente en la infancia (desde las 2 a las 12 semanas de vida), en la edad adulta (de la tercera a quinta década de la vida) y en la tercera edad.

Las zonas afectadas son aquellas áreas con mayor producción de grasa: zona centro-facial y aletas nasales, pliegue retroauricular, cuero cabelludo, centro de tórax y centro de espalda. Cuando afecta a cuero cabelludo, la descamación puede ser más gruesa que en otras áreas del cuerpo y constituir un problema estético. Es lo que comúnmente se conoce como caspa. Puede afectar también pliegues inguinales, pliegue interglúteo y genitales.

¿Cuál es el tratamiento?

En primer lugar debe quedar claro que no existe ningún tratamiento curativo de la dermatitis seborreica. A pesar de ello, existen muchos tratamientos que permiten mantenerla controlada y aliviar los síntomas. El tratamiento dependerá de qué parte del cuerpo se halle afecta.

Los tratamientos empleados para el tratamiento de la dermatitis seborreica son los corticoides tópicos, generalmente de potencia baja-media, antifúngicos (imidazólicos: ketoconazol, itraconazol, sertaconazol…) e inhibidores de la calcineurina. En la dermatitis seborreica del cuero cabelludo, es necesario utilizar champús con alquitrán, pitiriona de Zn, sulfuro de selenio y/o ácido salicílico. No existen estudios que confirmen la influencia de la dieta en la mejoría o empeoramiento de la dermatitis seborreica. En cambio, la exposición solar moderada ayuda a espaciar el tiempo entre brotes.

¿Cómo se pueden prevenir?

La exposición solar y el tratamiento con antifúngicos tópicos ayudan a prevenir los brotes. El tratamiento precoz del brote evita la extensión del cuadro y la necesidad de tratamientos más largos.

¿Dónde estamos?

Escoles Pies 7, 08017 BCN

Google maps