93 546 47 10 · Horario de 9h a 20h

¿Qué es la cirugía plástica dermatológica?

Consiste en la extirpación de lesiones cutáneas (benignas y malignas) y la posterior reconstrucción del defecto resultante mediante la aplicación de técnicas quirúrgicas específicas de la cirugía plástica. Según la localización de la lesión o su tamaño, en ocasiones el cierre directo con puntos de sutura es imposible o produciría secuelas cicatriciales estéticas y/o funcionales.

Los carcinomas cutáneos precisan la extirpación con márgenes adecuados para evitar la recidiva y controlar la enfermedad. Esto hace que los defectos resultantes puedan ser grandes en comparación con la lesión original.

¿Cuándo se realiza?

Se realiza según la indicación del Dermatólogo o del Cirujano Plástico con fines diagnósticos o curativos, según cada caso.

El tamaño del defecto o la localización, sobre todo en áreas especialmente complejas como la cara o cuello, las zonas de pliegues, manos y pies, pueden requerir la intervención por parte del cirujano plástico para obtener el mejor resultado funcional y estético. La correcta colocación de la incisión generalmente hace que la cicatriz resultante sea de mayor calidad y mejor disimulada. En otras ocasiones, el cirujano plástico puede aplicar técnicas reconstructivas como injertos de piel, zeta plastias o colgajos (movilización de piel adyacente a la cicatriz).

¿Cómo se realiza?

El tratamiento es individualizado y depende del tipo, tamaño, localización y condiciones generales del paciente. En general, se puede realizar bajo anestesia local. Hay varias técnicas: la extirpación a ras de la lesión (técnica de shaving o afeitado) o la exéresis completa (incluyendo una pequeña parte de piel sana para evitar que la lesión vuelva a salir) y cierre de la piel con puntos de sutura. La duración aproximada es de 30 minutos.

El cirujano plástico ofrece la ventaja de reconstruir el defecto colocando las incisiones en zonas menos visibles, cambiando la orientación de la cicatriz para evitar retracciones o aportando piel de la zona periférica obteniendo un mejor resultado morfológico, funcional y estético.

¿Qué riesgos implica?

Las principales complicaciones incluyen infecciones, sangrado, complicaciones asociadas con la anestesia o cicatriz patológica.

¿Qué precauciones hay que tomar después del procedimiento?

Habitualmente tratamos las heridas con lavado diario con agua y jabón y la aplicación de una pomada específica. La retirada de los puntos se realiza en 1 a 2 semanas según la localización y el procedimiento.

La cicatriz resultante precisará cuidados durante 1 año con hidratación, protección solar y presoterapia (parches o cremas de silicona).

¿Dónde estamos?

Escoles Pies 7, 08017 BCN

Google maps