Acné

El tratamiento del acné requiere tiempo y constancia. Gracias al amplio abanico de soluciones se puede tratar de forma específica para cada tipo de acné.

El acné es una de las condiciones dermatológicas más frecuentes. Se considera una enfermedad multifactorial que compromete el folículo piloso y las glándulas sebáceas de la piel. Es una enfermedad que afecta sobre todo a los adolescentes porque es cuando las glándulas sebáceas inician la producción de sebo (grasa) aunque puede presentarse a cualquier edad. Se caracteriza por la presencia de comedones (puntos negros o espinillas) y/o pústulas (granos de pus).

¿Por qué se produce?

A pesar de ser muy común, la causa exacta sigue siendo desconocida. Se reconocen 4 factores claves para su desarrollo:

  • Producción excesiva de sebo, por las glándulas sebáceas de la piel
  • Obstrucción de los poros, por un defecto en la unidad pilosebácea
  • Infección y crecimiento de P. Acnés
  • Inflamación, este factor será el determinante en el tipo acné que tendrá cada paciente.

¿Como se manifiesta?

Las manifestaciones desarrolladas en el acné están determinadas por el grado de inflamación. El poro obstruido con poca  o ninguna inflamación se manifiesta como puntos negros y espinillas, es decir comedones. La inflamación del poro obstruido produce una pápula (grano), y cuando éste se infecta se produce el grano de pus. En casos severos se observan nódulos y quistes. Estos últimos con mayor tendencia a dejar cicatrices. Las lesiones se localizan principalmente en la cara, cuello, pecho y espalda.

¿Cual es el tratamiento?

A menudo se piensa que el acné no es necesario tratarlo por ser una enfermedad propia de la adolescencia que acaba resolviéndose o mejorando con la edad. Este es un concepto erróneo pues si bien es verdad que el acné mejora con la edad puede dejar cicatrices y tiene un impacto importante en la autoestima de los adolescentes que lo sufren. Por otro lado disponemos de tratamientos eficaces para cada tipo de acné. Una premisa básica del tratamiento del acné es que es requiere tiempo y constancia. La mejoría no suele observarse hasta pasadas las primeras 6 a 8 semanas de tratamiento. También es importante saber que el tratamiento debe mantenerse una vez han mejorado o dejado de salir granos para prevenir que aparezcan de nuevo.  El arsenal terapéutico es amplio y debe ser dirigido según el tipo de acné.

Las alternativas de tratamiento son:

  • Tópicos, se aplican directamente sobre la piel, son el estándar para el acné leve. Los medicamentos utilizados sonsustancias que mejoran la obstrucción del poro como el peróxido de benzoilo, los retinoides yel ácido salicílico; y sustancias que disminuyen la infección cómo los  antibióticos (eritromicina, tetraciclina y clindamicina), el acido azelaico y el peróxido de benzoilo. Muchos de estos tratamientos pueden irritar la piel durante las primeras aplicaciones por lo que se debe empezar el tratamiento poco a poco.
  • Sistémicos, son el estándar para el manejo del acné moderado o severo, el acné que no responde a tratamientos tópicos y el acné que cubre una superficie extensa del cuerpo. Las opciones terapéuticas incluyen los antibióticos orales (tetraciclina, doxiciclinia, minociclina y trimetoprim-sulfametoxazol), los anticonceptivos orales y la isotretinoina. La isotretinoina es el tratamiento más eficaz y es curativo del acné en el 80% de los casos
  • Procedimientos que se realizan en la consulta: Pueden indicados en el tratamiento de lesiones inflamatorias y manejo de cicatrices. Este grupo incluye los peelings químicos, las higienes faciales, la luz pulsada intensa (IPL) y el laser ablativo.

Resultados

Los resultados son visibles inmediatamente y mejoran a lo largo del tiempo. El tensado es medible y las mejoras aparecen gradualmente en un período de 2 a 6 meses después de un único tratamiento.
Informes no publicados por doctores con amplia experiencia en cosmética indican que los resultados pueden durar hasta dos años , dependiendo del envejecimiento natural de la piel de cada persona y de los factores externos más o menos nocivos que rodeen al individuo en ese periodo.

¿Como se puede prevenir?

La prevención en el acné consiste en la realización de un tratamiento apropiado. Es importante lavar la cara con jabón diariamente, lavar el pelo con frecuencia; no apretarse o reventar los granos el uso de productos cosméticos no comedogénicos. El papel de la dieta en el acné es muy controvertido pero no hay evidencia científica de que el chocolate o el embutido provoquen acné.

Para más información. Consulta en nuestra clínica dermatológica en Barcelona

Acné

Observación de Acné en nuestra clínica dermatológica Barcelona
Dermik © 2019 · Política de privacidad · Aviso legal · Politica de cookies · Produced by malabars